Ir al contenido principal

El "Ominoso"

Si colocara una balanza se rompería por el peso del lado malo.

Lo he intentado. Pero no lo he conseguido. He mantenido la fe hasta el último momento, pero ha sido imposible. Quedan menos de 22h para que termine 2015, y quedan menos de 22h para que cumpla un gran deseo.









Este que se va, se llevará consigo un cargamento de lágrimas duras. Amargas penas. Mucha nostalgia. Y poca alegría.

Lo que duele, marca. Y lo que marca, enseña. Y mi madre me ha enseñado mucho este año. Entre otras cosas, que ella es insuperable. Nada, ni nadie va a poder con ella. Ha superado batalla tras batalla. En una guerra lenta, penosa, cruenta, dolorosa, y muy costosa. Y larga. Sigue siendo larga.

Ella se va a despedir del 2015 con una sonrisa. La victoria se esconde tras esa sonrisa. La seguridad en sí misma. Y el amor. El amor que hemos derramado para colmarla, para intentar protegerla en la medida de lo posible.

Ha sido, por otra parte, un buen año en el plano laboral y académico. Estoy muy cerca de acabar la carrera. Y no voy a bajar el ritmo. Además de un propósito es una exigencia.

El año de quererte como si te perdiera, Colega. Y de saber que no te voy a perder.

Ha sido el año de las bodas. Cada una distinta y especial por algo en concreto.

Ha sido el año de ver entrar la Amargura, mientras hablábamos en Inglés, (¿a que sí, hermano?).

El año en que debía de haber visto a la Asunción dos veces. Y sólo la vi una.

Tengo tantas esperanzas depositadas en el año que viene, que me da miedo, que las esperanzas no se colmen, y aumenten en otro año más.


Acaba el 2015. Estoy tranquilo, sosegado, en calma, y expectante. Esperando.

Hoy por la tarde, me pondré los auriculares, y le pondré música al 2015. Será como ver alejarse a un palio, al que le ha caído una "mojá" tremenda, pero que vuelve a casa con la dignidad sobrante y resultante. No tiene la candelería encendida al completo, ni tampoco los candelabros de cola. Pero merece la pena.

Sonará Saeta Sevillana, de Gámez Laserna. Y todo volverá a comenzar. Con ilusión. Y con mucha esperanza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Monumento

Otra cosa no, pero en Sevilla somos proclives a la colocación de monumentos que ni nos van ni nos vienen. Incluso algunos de iniciativa privada.

Como el monumento que a iniciativa privada surgió por parte de una familia de capataces, y por parte de pocos costaleros de Sevilla que veían con ansia la realización de un monumento que representara la historia y tradición de estos colectivos en la ciudad. Siguiendo la estela de ciudades como Estepona y Oviedo entre otras que cuentan con un monumento a "los cofrades" en general.

El megalito ha contado con más ubicaciones que la Feria de Abril a lo largo de toda su historia, sin ni siquiera haberse estrenado. Y todavía no cuenta con su lugar definitivo en las calles de Sevilla. Se pensó en varias ubicaciones en el entorno de la Avenida de la Constitución. También se pensó en la plaza del Rialto y también, por últimas, en la nueva y pequeña plaza de San Marcos. Ubicación en la que finalmente no podrá ubicarse debido a la cercanía de …

Cogío con alfileres

En el momento que venga un viento un poco más fuerte, se descuelga. Se cae. Y se rompe. ¿Cómo es posible haber llegado hasta aquí? Sin dudarlo, me decantaría porque la respuesta a esta pregunta es la ineficacia de la clase política que nos representa. Cuando se es ineficaz en cualquier trabajo, la relación laboral termina.
Imaginen a un camarero, que atiende las mesas con despotismo (ya sea ilustrado o no, para el ejemplo actual no nos sirve de nada), que cuando termina de atender las mesas no lleva bien las comandas, se fuma el cigarrito en el tiempo que debería prestar una atención más específica a la sala, y que cuando lleva las bebidas tras un buen rato, la bebida no llega porque no sabe sostener la bandeja y se le cae encima de una mesa llena de señoronas con peinado de peluquería… entre las cuales se encuentra la madre del jefe.
¿Cuánto va a durar nuestro amigo en la empresa? No le pagan ni el periodo de prueba. Que aunque en Sevilla no se hace, en los demás sitios si es una co…

Dos cuaresmas...

Sólo quedan 40 días... 40 días para que queden otros 40...

Lo siento, soy un cansino, pero no lo puedo reprimir. Me sale así...

Ya tengo incienso en mi casa... tanto que muchas discotecas me comprarían mi "máquina de humo"... solo que ésta no huele a fresa, huele a Gloria... Ya ensayo izquierdos por el pasillo de mi casa... Sigo durmiendo a mi ahijado con sones poco comunes para una nana, pero que pasan por ella...

La vida es una semana, pero ya me queda menos para vivirla...

Me contradigo yo mismo... Deseo fervientemente que pasen raudas éstas semanas, pero a la vez no... Pasad tranquilas... Dejad que Sevilla se prepare, dejad que me prepare yo, aunque lleve desde el Lunes de Pascua preparándome para la siguiente Semana de mi Vida... y así será...

Te esperaré sentado, cuando me levante me pondré mi túnica, y como si de un sueño se tratara, viviré mi vida viéndola a través de un antifaz, o con un costal apretao a las sienes (que ya me toca)...

Cada uno elige su modo de vivir …