Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

Setas... de Sevilla

Después de un largo letargo... vuelvo para seguir con mi estilo...

El Domingo, fue un día grande de la Sevilla que queremos ser. Poco a poco la ciudad más bonita del mundo se va haciendo más bonita si cabe, y gracias a Dios, moderna.

El domingo pude observar en la "Plaza Mayor" a cientos de retrógrados, y otros tantos enchaquetados y rancios disfrutando de los parasoles de la Encarnación... Y éso dice mucho de nosotros... Y de lo grande que sería Sevilla sin sus Sevillanitos... entre los que lógicamente, no me incluyo...

Son 100 millones de Euros, en época de crisis latente... Pero a largo plazo, bien invertidos.

Al fin y al cabo... pasó lo mismo con la Plaza del Pan, y con la Alfalfa... Y a la gente les gusta... Siempre he pensado que hay que ver las cosas finalizadas para poder opinar, y ahora opino...

Amplitud, y belleza es lo que ha ganado la Encarnación... Y hemos ganado todos... El que no lo quiera ver, que no lo vea... Y el que sí, que disfrute como yo de las Setas...

Sobran Palabras...

"Y me verás venir a la diestra del poder, sobre las nubes del cielo a juzgar lo que debe ser juzgado"...

Vino sobre las nubes del cielo, y se quedó. Creo que no tengo palabras suficientes para recordar el Via-Crucis de ayer, y plasmarlo con total objetividad aquí...

Diréis que se me ve el plumero, pero la perfección tiene un nuevo estatus y una nueva marca a batir...

Quiero felicitar a mi Junta de Gobierno, por haber tomado la decisión correcta y en el momento correcto. Es increíble que pudieran maniobrar con tan corto margen de tiempo y llegaran a la clave de la situación.

También a mis hermanos, por el esfuerzo, el carácter, la compostura y la esperanza, que no perdieron en ningún momento.

Y para terminar a Sevilla, porque ni ha visto, ni verá por los siglos de los siglos algo tan bien hecho como lo hicimos nosotros ayer... Ni verá a tanta gente pasando frío por sentir el calor del todo un Poder Soberano...

Ayer, los que hablaban de irresponsabilidad y de izquierdos de Via…

Adiós Miarma...

Cuando menos se lo esperaba el que escribe se ha ido... Y a Dios gracias...

Después de muchas tardes de ¿Gloria?... De protestas y de José Fuentes, se ha ido Luis Fabiano... A quién mi señor presidente lo define como un grande y glorioso Sevillista...

Desde aquí, pienso que, se ha ido, con un lacito, y dando las gracias... Fue el Sevilla el que te hizo grande, y no al que hiciste grande...

Has dejado poco dinero, y con el tiempo iba a ser menos...

Ya era hora, y no sabes LuisFa, lo que echo de menos a Ernesto Chevantón... Ése hombre sí que tuvo los reaños de luchar la pelota y de nunca darla por perdida, solo que no tuvo la oportunidad y el consentimiento de los místeres que siempre se decantaron por tí...

Lo dicho, a Dios gracias, que no Adiós y Gracias...

Espero que seas feliz en Sao Paulo...

Beligerancia...

Yo creo que la palabra, Beligerancia, (deseo de hacer la guerra, y luchar) nunca ha tenido el sentido para mí que tiene hoy...

He besado unos labios que no debía, y por éso estoy así... He besado unos labios que quería, y por éso continuo así...

Esta carta solo va destinada a tí, y en vez de buscarte a través de recuerdos, y fotos... Hoy te la dejaré escrita por aquí.

Ya he decidido lo que debo de hacer, el hecho de dar un beso es lo más importante, pero es necesario saber la importancia que lleva añadida...

Es la Esperanza, que tú no tienes, y que a mí me sobra...

Pronto te veré... Te quiero...

Ha venido...

Ha llegado tarde... pero nunca es tarde...
Ella sabe que la llevo esperando tiempo atrás... Sus naranjos y sus luces me dieron la noticia la semana pasada de que volvería...
Lo malo de ésto, es que sé de sobra que no ha venido para quedarse. Lo hace todos los años, y nunca me acostumbro a disfrutarla mientras que está... Por éso la echo de menos, aun cuando la tengo delante...
Ahora solo pienso en intercambios de sonrisas con ella... Y éso me basta...
Hoy me marco con la ceniza para recordar lo que fue, para vivir lo que es, y para disfrutar lo que será...
Viene Cristo a Sevilla, y se queda para siempre... Como todos los años...

La Esperanza...

¿Qué queda cuando no hay Esperanza? ¿Qué observas cuando no hay Esperanza?

Qué virtud más buena... y que castigo tan terrible... No puede ser verdad una vida sin Esperanza, no puede seguir adelante, puesto que en ella se fundamenta la Felicidad, el Amor y todas las cosas que merecen la pena, y que hacen que la vida guarde un sentido...

Los paisajes más bellos viven, en la flor de la Esperanza... La Fé se fundamenta en Esperanza... La Caridad se fundamenta en la Esperanza...

Y cuando ya no hay Esperanza se va todo... solo te queda tu cuerpo, y unos designios que te indican por donde ir, a donde mirar, y cómo actuar...

Sé que está escondida dentro de mí... como una luz entre sus manos... que no deja ningún destello respirar...

Así que allí la buscaré... Sé que existe...

La Esperanza es como Dios... sabes que está, pero nunca la has visto... Y yo sé que está, y que la he perdido...

Ojalá la encuentre pronto...

Siempre te odiaré por ésto, Triana...

Siempre te guardaré el rencor infinito y absoluto por lo que me has hecho. Siempre te odiaré por ésto, Triana...
Siempre te maldeciré por haberme regalado el último beso de amor verdadero...

Siempre te amaré, te juré amor pleno, constante y eterno... Siempre...

Hoy sigue el libro, y comienza un nuevo capítulo...

Tan pocas palabras para una historia tan larga...

¿Como no va a ser una historia bonita, si empezó en Semana Santa y acabó en Triana?

Se echó el telón,... terminó la Función...

2517 días de capítulo... Un infinito para la vida...

Y Marzo ventoso, lo sigue...

Llegó tras tiempo sin verlo... Con su cayado en la mano, y su ropa de viaje...

Viene para quedarse, y se queda sentado explicando las rutas del sendero. Viene informando de como vendrá el tiempo... Y se queda sentado para verlo pasar...

Llega con viento'el sur... Llega con poco Carnaval y mucha Cuaresma por delante... Con nerviosismos y prisas, con ganas y recelos, con cuentos y sueños...

Ha pillado a la guapa ciudad mirándose en el espejo del río... Cambiando su atuendo, y soltándose el pelo... Ha llegado con las largas tardes de Sol, y con sus puestas de colores distintos...

Al Sol le gusta Marzo, y a Marzo le gusta Sevilla...

Ya se ha despojado del cayado y de los aperos del viaje,
y se pone en pie con la aguja y los retales
cambia el semblante, pone una sonrisa...
Se viste de sastre y echa la mano al aire...
Yo te visto Sevilla, vengo para hacerte un traje...
Ya te aviso Sevilla, que viene a buen paso para quedarse...
Yo te digo que la he visto, que viene con una sonrisa...
Ya…