Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

Procesión Primitiva Hdad. de la Divina Pastora

Besamanos a Ntra. Sra. de los Dolores

Besamanos a Mª Stma. del Dulce Nombre

Procesión de Ntra. Sra. de la Luz

Causa de Nuestra Alegría

Ya hacía tiempo en el que yo me preguntaba el por qué coronaban a una virgen, y a la mía no. Sabía, que antes o después llegaría el momento, hasta que finalmente ha llegado.

Los primeros indicios me llegaron en la Madrugá, viendo los Gitanos en San Román, un amigo de la Hermandad me comentó que teníamos que hablar, y al preguntarle el tema, mientras se alejaba hizo gestos de como si se colocara una corona, y me dijo "la Salú". Al principio, en plena Madrugá, no le dí la importancia que se merecía un rumor así, hasta que pasados los días, la idea volvió a mí y no se separó de mis pensamientos.

He imaginado su corona, su pontifical, la medalla conmemorativa. He imaginado el cartel, la procesión de ida, la procesión de vuelta... he imaginado tantos rostros que ya no están y que la querían como yo la quiero.

El simple hecho de haber crecido viéndola todos los días. Su foto entre las fotos de la familia. Nuestra "Salud". Nuestra madre. Nuestro pequeño, y humilde tesoro…

Episodios del Arte

Semana tras semana en la temporada taurina, acudimos a episodios del espectáculo dantesco que supone la tauromaquia. Un tipo de maltrato animal, al que los aficionados denominan arte.

Aquí traigo un episodio del Arte. Concretamente, sucedió la semana pasada en La Rioja por las fiestas de San Mateo. El caballista Sergio Domínguez falla con el rejón y daña la médula espinal del toro. El resultado es éste:


¿Hasta cuándo y hasta dónde vamos a llegar?

Mi dedicatoria va destinada al autor de ésta "obra de arte". Ojalá pronto Sergio Domínguez sea partícipe de su forma de hacer arte, y que cuando caiga del caballo, se acuerde de éste momento. Y que cuando intente levantarse del suelo sus piernas tengan la misma rigidez que la gelatina, y no deje de hundirse en su propia obra, en su propio fango.

Entonces todo será justo.

Caligaverunt

¿Habéis escuchado alguna vez una canción o pieza musical, que rápidamente asociéis a alguien, a algo o a algún momento en particular?

Estoy seguro de ello.

"Caligaverunt Oculi Mei" es una de las partes del Responsorio de Tinieblas, que compusiera Tomás Luis de Victoria. Magistralmente, D. Emilio Ramírez lo recuperaría para su canto en la tarde del Viernes Santo, cuando la Escolanía Salesiana de María Auxiliadora acompaña a la Hermandad de la Sagrada Mortaja.

Durante el año la suelo escuchar bastante, puesto que la he buscado y he podido descargarla. Cada vez que la escucho, cierro los ojos, y aparezco entre una nube de incienso, con mi dalmática, y mi cirial en la noche del Viernes Santo. Casi puedo sentir todo lo que siento en ése momento concreto al que creo volver.

Hasta ahora, escuchar el Caligaverunt, era volver al Viernes Santo. Por lo que era motivo de alegría. Por muy fúnebre que sea la pieza musical. Aquellos que la habéis escuchado sabréis de lo que os hablo. Hasta…

Besamanos a Ntra. Sra. de la Salud

A mi madre en la tierra... que necesita de tu fuente inagotable.