jueves, 31 de julio de 2014

Craso error

Ha salido, hace poco, un dato rotundo sobre el éxito que está teniendo la nueva formación política Podemos entre la sociedad actual.

Generalmente entre personas de clases medias y bajas, en 48 horas, se han afiliado-registrado un total de 32 mil personas.



Aunque, por un lado, es normal verlo como un éxito, me gustaría hacer hincapié en que el dato puede ser traicionero cuanto menos.

Nuestra sociedad se ha acostumbrado a una "casta" (por usar términos afines al nuevo partido) política que vive bien y holgadamente gracias al desempeño de la misma, en el Congreso, en Parlamentos, Ayuntamientos, o Diputaciones.

Son conocidos los casos en los que la afiliación política, a allanado el terreno hacia un puesto de trabajo en las distintas administraciones gracias al sistema enchufista, tan implantado en nuestra sociedad.

Mi teoría es, que quizás, la gente esté viendo en el auge de Podemos, un camino rápido y eficaz en el que convertirse en aquello que tanto ha detestado, un político. Y, cobrando lo que cobra un político.

Si bien ya decía Góngora aquello de "ande yo caliente", aquí es posible que se entienda a Podemos cómo una empresa en la que todos pueden ser partícipes de la sopa boba a la que nos han acostumbrado nuestras castas, cayendo en el craso error, de convertirse también en ésa casta.

Cuidado ahí.

El ejercicio de la política es la adquisición de una responsabilidad de la que depende la vida de aquellos que te rodean. Buscar lo correcto, y aplicarlo.

Ojalá, Podemos sea una solución válida para el óxido de los engranajes de ésa Democracia que pintan, pero que no es, y del mismo modo siga adelante sirviéndose de ideales de compromiso, y no de propia conveniencia.

No hay comentarios: