Ir al contenido principal

2013

Personal.

Tendría casi 2013 razones para tirar el año que hoy termina, a la basura. Pero prefiero quedarme con las pocas cosas, por las que ha merecido la pena vivir éste año.

Comenzó en París, y ha terminado en Paro. Dos letras y un mundo.

Los días nublados, me recuerdan a Montmartre y las Tullerías... El viento me recuerda a lo alto de la Torre Eiffel y la lluvia, al Hospital de los Inválidos. 



No pasa un día que recuerde la estancia en Lutecia ni la sensación que me produjo ponerme frente a obras de arte universales, o el simple hecho de caminar por una ciudad tan alejada a la mía, montarme en un avión, o escuchar un idioma que no es el Andaluz.

Marcado de por vida, y con vistas a una nueva visita.

He vuelvo a volver a la Facultad, con todo lo que aquello conlleva. Una vez perdido el hábito de estudiar es difícil volverlo a recuperar. Nadie dijo que ésto fuera fácil. Ahí estoy, ésta vez para conseguirlo.

Me he vuelto a mudar... A un piso, más barato, más amplio y con más comodidades.

En el trabajo:

El panorama laboral ha sido, con diferencia, el más intrincado y engorroso. 

Mi primo, me comentó que cambiaba más de trabajo, que de calzoncillos, y casi casi, le doy la razón. Enero y Febrero los pasé en la Revirá. Marzo en el paro. Abril en Viapol Tapas, no volvieron a contar conmigo porque un día me encontré enfermo. Aun con justificante médico no quisieron ver lo que era evidente.

Mayo fue de intensas búsquedas. En Junio volví a trabajar en la Barca, un restaurante-cervecería-cafetería, en la Ronda de Triana. Las condiciones laborales eran normales, prometían un contrato y un trabajo medio estable. A medida que iba pasando el tiempo, las condiciones iban cambiando... Mucho después, me encontré a un compañero de trabajo y las condiciones se endurecieron hasta el punto que una cocinera, sufrió un accidente de trabajo y la echaron, por darse de baja. Aproveché un día de descanso para realizar una prueba de trabajo en otro lugar y salió bien.

Así llegué a Génova, un buen sitio en la Avda. de la Constitución. Con un buen encargado, y con buenos compañeros. Un ambiente de trabajo agradable y una dinámica muy acorde con el sueldo. Pero si todo es tan bueno, ¿donde está la trampa?... El contrato no llegó nunca, y todo terminó a través de un mensaje de Whatsapp. La causa fue que no le parecí "simpático" a uno de los socios del negocio. Ver para creer.

Entrados ya en Octubre, y buscando trabajo le mandé un currículum a un amigo, que consiguió que me hicieran una entrevista, y a finales de mes comencé en Santander... 15... 

Un lugar, de nueva apertura, bien formado, bien vestido y bien adornado. Con una carta excelente, de pies a cabeza. Con modernidad entrelazada con las tapas de siempre. Éxito asegurado. Volvía a trabajar con amigos. Dado de alta, con un buen sueldo al mes para cuarenta horas. Pero, las cosas, se van viciando. Se van cogiendo confianzas, y se van teniendo malentendidos que terminan con la normalidad y con la dignidad en el trabajo. Hasta el punto, de trabajar 60 horas, cobrando 40. 

Hay dinero para invitar las copas a mesas "Bien" y no hay dinero para pagar a los que se parten las piernas por dar un servicio que ha sido catalogado como excelente, a lo que el maître, con su sonrisa de careta, responde: "no sabemos hacerlo de otra manera"... Coletilla que sigue usando una y otra vez...

Entonces, ha sido un año variopinto y con muchos altibajos. El denominador común ha sido la paulatina pérdida de derechos y el sucesivo aumento de los deberes en el trabajo. Cobrar menos y trabajar más. Pedir menos y callar más. Sonreír, complacer y agachar la cabeza. Servilismo.

Corrupción.

Si la palabra del año pasado fue Crisis, a éste año se adosa la palabra Corrupción. PP con Bárcenas, Rajoy, Rato, Ignacio Martínez, Fabra y una larga serie de nombres manchados por el cobro de sobresueldos y donaciones de empresas beneficiarias de contratos con las administraciones. Una red de corrupción desencadenada entre la Junta de Andalucía (gobernada por el PSOE desde 1980) y los Sindicatos mayoritarios por una sucesión de Prejubilaciones fraudulentas, Subvenciones a empresas que presentaban ERE, y comisiones por encima del valor estándar a intermediarios entre la Junta y los trabajadores.

Además, caso Noós, Aizoon, Palma Arena, Gao Ping, Malaya, Minutas, y otros casos que han sacudido la conciencia colectiva de gente honrada de éste país y de España.

Es asqueroso que las leyes establecidas y por conclusión, lo escrito, se use para limpiarse el culo. La Constitución Española no ampara al ciudadano de a Pie. El Estatuto de los Trabajadores y los Convenios colectivos no protegen a los que verdaderamente trabajan por sacar adelante al País y a España.

Siento vergüenza al pensar, cómo y qué dirán de puertas pafuera' de éste territorio que protege a ladrones como Blesa, Rato, inhabilita y juzga a defensores de la Ley como Garzón, Ruz, Silva o Alaya, y desahucia a ancianos, niños, minusválidos de sus casas por no poder pagarlas.

Lo peor sea quizás, que la corrupción haya desbordado ya en la parte alta de la montaña, y esté pringando de arriba a abajo todas las lindes de la sociedad.

Iglesia y Semana Santa.

La Iglesia actuó de lobo con el anterior Papa, que sucumbió a las intrigas Vaticanas... Benedicto soltó el báculo porque ya no podía más. Y lo que recogió Francisco fue un cayado de pastor. Soplan nuevos vientos, nuevas formas y nuevos rostros en una iglesia, que parece encaminarse, parece, al futuro, unido al fiel, unido al Evangelio. Menos oro, menos teatralidad. Más verdad y más amor.

En la Semana Santa de Sevilla, ha sido un año extraordinariamente ordinario. Falló el Viacrucis de la Fe, y falló el Consejo en sancionar aquello que debió sancionar y no sancionó. Al Pan, pan, y al Vino, vino.

La Victoria hizo una procesión extraordinaria ejemplar. Y las Angustias hizo una procesión extraordinaria.

San José Obrero se estrenó como Hermandad de Penitencia en la calle, con Nazarenos, con dos pasos y con mucha valentía. 



San Gonzalo culminó una Estación de Penitencia perfecta. Y, la Sagrada Mortaja, cumplió la Penitencia de volver a quedarse otro año más en los muros que la guardan. Llovió fuera, y llovió en las mejillas, otro año más, de muchos los que nos encontrábamos allí.

Obituario.

Nelson Mandela. Abogado, activista y preso antes de convertirse en el primer presidente negro de Sudáfrica y ser una inspiración para varias generaciones de todo el mundo.

Marifé de Triana. Cantante, Actriz e intérprete de Copla.

José Sancho. Actor.

Mariví Bilbao. Actriz.

José Luis Sampedro. Escritor, Humanista y Economista. Luchó y enseñó que la "economía debía de ser más social, más humana y debía de contribuir a la dignidad de todos los pueblos".

Y todos aquellos que decidieron poner fin a sus vidas, ahogados por una situación que les sobrepasaba, debido a una carta o un aviso de embargo o desahucio.

Para ellos mi recuerdo.

...

2013 parecía surgir con unos aires que pronto se disiparon, y dieron paso a un año de continuos desengaños laborales, de mucha lluvia, y de vientos cambiantes.

Confío en que 2014 traiga Esperanza, Justicia, Constancia, Perseverancia y Tenacidad. Amor y muchos momentos que el año anterior no ha traído.

Os deseo un gran año 2014, colmado de felicidad y buenos momentos. Rodeados de la familia y los amigos.

Un fuerte abrazo y muchos besos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Monumento

Otra cosa no, pero en Sevilla somos proclives a la colocación de monumentos que ni nos van ni nos vienen. Incluso algunos de iniciativa privada.

Como el monumento que a iniciativa privada surgió por parte de una familia de capataces, y por parte de pocos costaleros de Sevilla que veían con ansia la realización de un monumento que representara la historia y tradición de estos colectivos en la ciudad. Siguiendo la estela de ciudades como Estepona y Oviedo entre otras que cuentan con un monumento a "los cofrades" en general.

El megalito ha contado con más ubicaciones que la Feria de Abril a lo largo de toda su historia, sin ni siquiera haberse estrenado. Y todavía no cuenta con su lugar definitivo en las calles de Sevilla. Se pensó en varias ubicaciones en el entorno de la Avenida de la Constitución. También se pensó en la plaza del Rialto y también, por últimas, en la nueva y pequeña plaza de San Marcos. Ubicación en la que finalmente no podrá ubicarse debido a la cercanía de …

Cogío con alfileres

En el momento que venga un viento un poco más fuerte, se descuelga. Se cae. Y se rompe. ¿Cómo es posible haber llegado hasta aquí? Sin dudarlo, me decantaría porque la respuesta a esta pregunta es la ineficacia de la clase política que nos representa. Cuando se es ineficaz en cualquier trabajo, la relación laboral termina.
Imaginen a un camarero, que atiende las mesas con despotismo (ya sea ilustrado o no, para el ejemplo actual no nos sirve de nada), que cuando termina de atender las mesas no lleva bien las comandas, se fuma el cigarrito en el tiempo que debería prestar una atención más específica a la sala, y que cuando lleva las bebidas tras un buen rato, la bebida no llega porque no sabe sostener la bandeja y se le cae encima de una mesa llena de señoronas con peinado de peluquería… entre las cuales se encuentra la madre del jefe.
¿Cuánto va a durar nuestro amigo en la empresa? No le pagan ni el periodo de prueba. Que aunque en Sevilla no se hace, en los demás sitios si es una co…

Procesión de Ntra. Sra. Reina de Todos los Santos