domingo, 13 de octubre de 2013

Hispanidad...

¿Se puede celebrar la Hispanidad? ¿Orgulloso de ser Español?

No entiendo éso. Tampoco lo comparto.

Bajo mi punto de vista, no se puede celebrar nada, debido a la situación que arrastramos. Es indigno. Es lacerante. Con 6 millones de parados, y no contento con ello, a medio millón de ellos se les acusa de cobrar en "B". Son capaces de detectar que quinientas mil personas cobran en "B" pero no son capaces de asumir que la cúpula del partido gobernante, también lo hace.

Carácter Español.

Disimular y acercar la vista a Gibraltar. Donde no ha habido problemas desde hace años y ahora los hay. Porque los Españoles son incapaces de progresar en su orgullo patrio, si no hay posesiones o no se ganan posesiones además de las que se poseen. Gibraltar será lo que ellos quieran ser. Por mucho que le pese al Ministerio de Asuntos Exteriores.

Carácter Español.


Cataluña. La inconstitucionalidad de la Consulta Nacionalista. Para éste caso si acudimos a la carta magna, para apoyarnos en ella y para que nos ampare en nuestro auxilio. España es una y dentro de ésa una, no existe nada más allá que España. Para todo lo demás, podemos cambiar la Constitución, incluso para los Bancos.

Carácter Español.

Que tengan que ser jueces de Argentina, los que tengan que venir a investigar lo ocurrido con tantos miles de Españoles que están enterrados en fosas comunes... Sin nombre, sin lápida y sin decencia. Heridas sin cerrar. Y se siguen ondeando banderas y vendiendo artículos de simbología Franquista. Es hiriente. La imposición de una reconciliación efímera, que olvida los muertos de la represión y jalea a los vivos del fascismo.

Carácter Español.

Conmemorar el 12 de Octubre. Como día de la Hispanidad. Hispanidad que llegó a América para imponer una cultura, para imponer una religión, para imponer unos reyes y para maltratar.

Yo no celebro la conmemoración de un genocidio, o de la imposición cultural. Ninguna raza prevalece sobre otras.
Un país de pobres, un país de ladrones de corbata y un país que se gasta dinero en desfiles militares y en enaltecimientos a la bandera y que olvida a lo verdaderamente importante, el pueblo. 

No hay comentarios: