jueves, 23 de mayo de 2013

Ultraje

Con ésta palabra tan malsonante y grosera es como puedo definir lo que han hecho nuestros políticos en el Parlamento en el día de hoy.

A pesar de los votos, de la confianza en unos y en otros, aquí en Andalucía, lo que interesa se paga y lo que no, se desecha. Y aquí es más conveniente asistir al una sesión parlamentaria, llevárselo calentito y luchar unos contra otros y otros contra unos, mientras que la gente, sigue sin trabajo, y caminando severamente hacia la pobreza.



Aquí interesa adjudicar EREs y gastárnoslos en putas y en coca. Aquí interesa hacer de Andalucía un cortijo donde los señores y los terratenientes tengan su finca de recreo, con sus chachas y sus mayorales con las espaldas molidas.

Lo que no interesa es mantener en su puesto a un hombre que ha tenido la decencia, la honestidad y la honradez de hacer honor al cargo que ostentaba. Defensor del Pueblo Andaluz.

Son 16 años, los que José Chamizo de la Rubia, ha tenido que bregar, pelearse y reñir con muchísimos cabrones que siguen abusando de la gente de Andalucía. Son 16 años en los que con educación, respeto y sin palabrotas como las que estoy usando yo aquí (fruto de mi indignación), ha tenido el temple de luchar, luchar y luchar contra quien fuera, con tal de seguir manteniendo un mínimo de dignidad para aquellos que vivían bajo la bandera de la "Paz y la Esperanza".

Ahora, tras 16 años de servicio, y tras recordar a la mafia del Parlamento aquello que todo el pueblo reclama, y no es otra cosa que dejen de pelearse sus señorías, y que hagan algo por sacar de inmundicia al "País".

Ahora, todos, de acuerdo y unánimes lo dejan a un lado. Ésto es traicionar a Andalucía y acallar la voz del pueblo; un pueblo que está para votar cada cuatro años, y para subvencionar EREs.

En las Cinco Llagas se están limpiando las posaderas con nuestro futuro, y éste, es un paso más, y significativo.

Mi agradecimiento será eterno, Don José. Espero que vuelva, pronto. Y que otros salgan, pronto.

Ustedes veréis.

No hay comentarios: