viernes, 21 de diciembre de 2012

Testamento...

Del Latín "Testatio Mentis" cuyo significado es "Testimonio de la Voluntad".

Soy José Enrique Sánchez Martínez. Nací en la ciudad donde he de morir. Sevilla.

Si todo ésto es verdad, y el mundo se acaba en las próximas horas, dejo aquí escritas mis últimas voluntades, inquietudes y pensamientos.

Nací y Crecí con el interés de honrar y sorprender a mis padres. He intentado hasta el día de hoy la consecución de lo anterior y, en mayor medida lo he conseguido. 

Crecí educado en la Religión Católica, de la cual he sabido ir apartándome poco a poco. Al punto, creo que existió una figura histórica que nació en Galilea al principio de nuestra era y que creció en la convicción de ser un líder político y espiritual. Vivió en pos de guiar a su pueblo a la libertad usando como única arma el amor. Y yo, lo sigo.

Pertenezco a varias Hermandades y Cofradías, dentro de las cuales no he vivido de manera activa. Soy más de ir cuando nadie me vea a ver a mis titulares y hablar con ellos de cómo me va la vida... Casi siempre para pedir, y en menor medida para dar las Gracias.

Soy un eterno estudiante de Humanidades, en Pablo de Olavide. Me escudo en que no he tenido oportunidad de acabar la carrera, porque me la tengo que pagar yo, cuando en realidad no he acabado la carrera porque soy un vago, un perezoso y no he empleado el tiempo necesario, ni le he dado la importancia que ésta empresa necesita.

Me encanta debatir cosas. E intentar llevar la razón. Hay veces en las que he defendido algo sin tener las respuestas o las medios para defenderlo. 

Al principio crecí con la idea de que mi identidad era la Española. Después descubrí que soy Andaluz y que necesito estar destinado a la Independencia y Autodeterminación de Andalucía y de todos los Andaluces y aquellos que se consideren como tal.

He estado enamorado casi desde que nací... Y hoy lo sigo estando de la persona correcta. No he descubierto a nadie que se complemente conmigo mejor de como lo hace ella. Además me ha enseñado el amor por los animales y la constancia de que si no se intentan las cosas, no se consiguen. Con su sonrisa, mi pesimismo es menos pesimismo.

Soy Sevillista. He vivido en una época donde se podría resumir toda la historia del Sevilla FC. Casi Desaparición, Estancamiento, Auge y Estancamiento. Hemos sido los mejores, y sigo creyendo que Somos los mejores.

He descubierto que en Triana se vive de manera distinta, inusitada... Huele distinto, tiene luces distintas y sin duda es la Sal de Sevilla.

He reído y he llorado por ver como se paseaban trozos de madera encima de pasos... La Semana Santa ha sido y es lo que más me ha llenado el corazón a parte del amor. 

Antes de terminar, pido perdón a todos aquellos a los que en algún momento haya herido, hecho daño o haya dejado de lado. Y les doy las gracias a todos aquellos que han pasado por mi vida, puesto que la han hecho especial, sencilla y llena de momentos bellísimos.

Si alguien esperaba que pusiera aquí a quien dejaba mis posesiones, se equivoca. Mis posesiones son lo que soy y como egoísta que soy, me las llevaré conmigo allá donde vaya. 

Creo que éso es todo.

Si me preguntaran que qué consejo les dejo a aquellos que siguieran adelante con la civilización, les diría que la única norma que debe cumplirse sí o sí es el Respeto a nuestros Mayores, el Amor a nuestros semejantes y la protección de nuestros Pequeños. 

Un saludo Señores... Os quiero.

Pt: Si el mundo no termina, seguramente muchas clausulas vayan cambiando con el tiempo... Paciencia, miarma. 

No hay comentarios: