lunes, 5 de noviembre de 2012

Homo Lupus Hominem

El Hombre, es un lobo para el propio hombre.

Cuando ciertos intereses priman sobre los intereses del bien común es que algo, va rematadamente mal.

Que unas elecciones se conviertan en una guerra Civil, entre hermanos es un hecho simplemente deplorable. Pero más aún cuando se utilizan las redes sociales para lanzar darditos de un frente a otro.

Yo mismo caí en ése fatídico error. Pero recapacité. Y mis hermanos son mis hermanos y a ésos, no los toca nadie. Para bien, o para mal.

Tanto como pedía que éstas Elecciones no se convirtieran en algo parecido a lo de la Esperanza de Triana, creo que hemos caído aún más bajo que ellos. Algo que era rotundamente difícil.



Sigo leyendo Blogs personales. Sigo leyendo Tweets. Y sigo leyendo opiniones que demuestran que no hay Paz en casa de la Salud.

Creo que ésta hermandad ha ido degenerando en muchos aspectos. Desde la tardanza a la hora de entrar. Hasta el maltrato al cuerpo de Nazarenos. Pasando por el "sobrelucimiento del misterio".

Pero también creo que son cosas que se deben, y se pueden solucionar.

Para ello hay que quererlo. Y para ello hay que despojarse de glorias personales y buscar el bien común. El avance y enriquecimiento espiritual de la Hermandad.

Vosotros veréis, hermanos. Pero en vez de llamaros hermanos deberíais llamaros Lobos. Recapacitad y perdonad.

El perdón sin condiciones es la mayor muestra de amor que existe...

Un saludo, a mis Hermanos de San Gonzalo. Soberano y Salud.


No hay comentarios: