viernes, 9 de noviembre de 2012

Capillitas Desviados...


Yo sé que mis declaraciones, como escritas quedan, me pasarán factura hoy o mañana. Pero con ésto, de que la Libertad nos aconseja que sepamos aportar ideas al mundo, respetando a los demás, hoy antes de acostarme no dejo de darle vueltas a un tema en concreto. Y todo por las declaraciones de la Conferencia Episcopal a raíz de la aprobación del Matrimonio entre personas sin distinción de sexos.

Mi reflexión es:

Sabiendo la cantidad de homosexuales que existen en el mundo de nuestras hermandades, o cofradías, que son Iglesia, ¿como les debe sentar, que la "Madre" Iglesia los separe, aborrezca y criminalice de ése modo tan "fariseo"?

Si algo sé de éstas cosas que se llaman Fe, es que Dios es Amor. Y, que el mismo Amor puede surgir entre dos personas, independientemente del Sexo que sean.

Mientras la sociedad avanza y abre su mente, la Iglesia retrocede, se recrudece y persigue hasta a sus hijos.

Bendito Futuro. "Que Dios nos pille confesados".

No hay comentarios: