jueves, 5 de julio de 2012

160 Años...

El Hijo del puente de Barcas sigue en pié.

Después de 160 años, sigue en pié, el puente de mi pueblo. El que lleva a las calles anchas, el que lleva a los cielos de la Cerámica, el que lleva a los Balcones con Geranios... El que cruza el verdor de su río...

Ahí sigue... Y lo que queda por llegar...

Llegarán las tardes de Julio, las de la Abuela Ana... Y te volveré a cruzar, sintiendo esas brisas marineras de éste puerto interior...


Los entresijos de tu cuerpo serán mi cielo cuando se me cierren los ojos... Sabré que pasará cada Primavera por allí el amor de mi vida...

No hay comentarios: