Ir al contenido principal

Bar Benito...

Hay en Sevilla una ruta del tapeante, tapero, o cualquier vocablo inventable para definir a aquél amante de la Cruzcampo y de un acompañante sólido con el que saciar las ventajas oníricas del dorado líquido.

Sin duda, el Bar Benito, en la confluencia de Almirante Topete y Serrano y Ortega es un punto estrella en dicha guía. Por su servicio, diligencia y rápidez. Por la variedad, y la relación entre la calidad y el precio del producto.

También por el ambiente. También por Juan. Uno de ésos camareros de antaño. Con su bigote, y su tiza a la oreja. Lo mismo te pone un tomatito aliñao, que te rellena una concha con almendritas, altramuces o cualquier tipo de aceitunas...

Éste Juan, es uno de ésos que no quedan. Detrás de la barra es el mejor... Hace una semana me dijo una frase a modo de arenga como los mejores capataces a sus costaleros... un "Ole mi Jose"... Cosa que no hace más que enorgullecerme por haberlo estado acompañando allí. En las labores de su bar...


Si pasas por allí, pídete un Pavía de Bacalao (o Merluza), unos Riñones al Jerez, un Completo (Montaíto de Solomillo con Bacon y Mojo Picón), o un buen Empanao...

Ha sido un honor adquirir experiencia, corta pero válida igualmente en un sitio con tanta solera como éste...

Una de las cosas que han cambiado en mí, es el respeto que le he cogido al Barrio, al Tíro de Línea, y a Santa Genoveva... "Hay que morí..."

Las cosas malas, que dicho sea de paso, también he vivido allí, se las lleva el viento... Y solo la Mercedes del azulejo sabe... A cada uno le llegará lo suyo, y si no, pues Dios dirá...

Gracias por ésta semana y pico de trabajo...

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Monumento

Otra cosa no, pero en Sevilla somos proclives a la colocación de monumentos que ni nos van ni nos vienen. Incluso algunos de iniciativa privada.

Como el monumento que a iniciativa privada surgió por parte de una familia de capataces, y por parte de pocos costaleros de Sevilla que veían con ansia la realización de un monumento que representara la historia y tradición de estos colectivos en la ciudad. Siguiendo la estela de ciudades como Estepona y Oviedo entre otras que cuentan con un monumento a "los cofrades" en general.

El megalito ha contado con más ubicaciones que la Feria de Abril a lo largo de toda su historia, sin ni siquiera haberse estrenado. Y todavía no cuenta con su lugar definitivo en las calles de Sevilla. Se pensó en varias ubicaciones en el entorno de la Avenida de la Constitución. También se pensó en la plaza del Rialto y también, por últimas, en la nueva y pequeña plaza de San Marcos. Ubicación en la que finalmente no podrá ubicarse debido a la cercanía de …

Cogío con alfileres

En el momento que venga un viento un poco más fuerte, se descuelga. Se cae. Y se rompe. ¿Cómo es posible haber llegado hasta aquí? Sin dudarlo, me decantaría porque la respuesta a esta pregunta es la ineficacia de la clase política que nos representa. Cuando se es ineficaz en cualquier trabajo, la relación laboral termina.
Imaginen a un camarero, que atiende las mesas con despotismo (ya sea ilustrado o no, para el ejemplo actual no nos sirve de nada), que cuando termina de atender las mesas no lleva bien las comandas, se fuma el cigarrito en el tiempo que debería prestar una atención más específica a la sala, y que cuando lleva las bebidas tras un buen rato, la bebida no llega porque no sabe sostener la bandeja y se le cae encima de una mesa llena de señoronas con peinado de peluquería… entre las cuales se encuentra la madre del jefe.
¿Cuánto va a durar nuestro amigo en la empresa? No le pagan ni el periodo de prueba. Que aunque en Sevilla no se hace, en los demás sitios si es una co…

Dos cuaresmas...

Sólo quedan 40 días... 40 días para que queden otros 40...

Lo siento, soy un cansino, pero no lo puedo reprimir. Me sale así...

Ya tengo incienso en mi casa... tanto que muchas discotecas me comprarían mi "máquina de humo"... solo que ésta no huele a fresa, huele a Gloria... Ya ensayo izquierdos por el pasillo de mi casa... Sigo durmiendo a mi ahijado con sones poco comunes para una nana, pero que pasan por ella...

La vida es una semana, pero ya me queda menos para vivirla...

Me contradigo yo mismo... Deseo fervientemente que pasen raudas éstas semanas, pero a la vez no... Pasad tranquilas... Dejad que Sevilla se prepare, dejad que me prepare yo, aunque lleve desde el Lunes de Pascua preparándome para la siguiente Semana de mi Vida... y así será...

Te esperaré sentado, cuando me levante me pondré mi túnica, y como si de un sueño se tratara, viviré mi vida viéndola a través de un antifaz, o con un costal apretao a las sienes (que ya me toca)...

Cada uno elige su modo de vivir …