miércoles, 22 de febrero de 2012

Por la esquina...

Despunta una pequeña estrella blanca entre el mar frondoso del verde del naranjo... El cielo se torna de otros colores a la hora del ocaso.

Huele distinto, la gente sonríe de manera distinta, y pasea por el centro buscando algo distinto...

Se sigue notando la orfandad que se nos quedó en el año pretérito. Se sigue notando como nos caló la lluvia...

40 días, y 40 noches... Ni un día igual a otro. Ninguna noche igual a otra.

Navegan por los mares de adoquines un armazón bien templado, un oleaje entre zapatillas... Un costal que se enrolla en la morcilla...



Nubes de incienso que aparecen por la esquina... Ya llega. Disfruta.

No hay comentarios: