viernes, 27 de enero de 2012

La curva del Descanso...

Hay muchas esquinas de su rostro que no me dejan estar impasible... Hay recodos eficaces, y muchas miradas de Domingo...

Me encantaría observar desde su planta todas las miradas que se encaminan hacia éste rostro.

Lo que estáis viendo es un trozo de madera, es un muñeco, es una figura, una escultura, un trozo de materia... Un totem, un ídolo...

Un objeto, un bien mueble...



Y ahora, viene la palabra clave. Pero...

En ésos ojos que se cierran, se encuentra una mirada como nunca hubo, ni habrá otra más. En ésos labios que se abren espasmódicamente para dejar salir un último aliento de lo que otrora fuera vida, se cobijaron las palabras de un sabio profeta... En ésa nariz, se acentúa lo afilado de la muerte... Finalmente, el "pero" termina... En ésas cejas se arquea una palabra rotunda, breve y clara... Amor...

Mira la foto... cada uno tiene un "pero"... Lo bonito es encontrarlo, en el rostro de éste hombre, en el rostro de éste muñeco...

No hay comentarios: