lunes, 24 de octubre de 2011

Independencia...

Parece que lo he conseguido...

Cuando los demás lo hacen con 30, yo lo he conseguido con 23...

No es que quiera ser prepotente, ni alardear... Pero es que por primera vez me siento orgulloso de mí mismo en ésos 23 años...

Me voy de la casa de mis padres... Me voy de mi casa... Me alejo de los padres que tanto amo, de los muros que he aprendido a querer... Hacia una patria nueva, hacia unos muros nuevos, y hacia una nueva compañera de convivencia...

Me ha costado lágrimas (y muchas) el despedirme de mi casa, el despedirme de mis padres... Pero un nuevo horizonte se abre en mi camino... Que ya debo decir "nuestro" camino...

Un piso de 2 habitaciones (así puede ser también la casa de mi amigos)... Cocina, Cuarto de Baño, Salón y Sala de estar... 

Ahora hay que imprimirle lo suficiente para que llegue a ser mi espacio... Y que lo pueda compartir con ella...

Un poquito de Sevilla, un poquito de Andalucía... Y un poquito de mis padres, mis amigos...

Ilusiones, miedos y deseos...

Y sobretodo el poder decir que mi independencia la conseguí con 23 años, y qué con 23 años ya no supuse carga alguna para mis padres... 

Gracias Papá y Mamá por todo ésto, mi casa es vuestra casa... 

Independencia...

No hay comentarios: