domingo, 11 de septiembre de 2011

El día que el mundo cambió...

Llegué del colegio, cansado... Me senté a la mesa con mis padres y nos dispusimos como cualquier día normal, a ver las noticias mientras que intercambiábamos las ideas y las ocurrencias del día...

De fondo no prestamos la suficiente atención hasta que Matías Prats gritó aquello de "Ricardo, la otra torre"... Entoces, fue cuando nos quedamos en silencio y hasta pasados unos momentos no supimos articular una palabra...

Por aquél entonces solo pensé que íbamos a vivir una III Guerra Mundial... Y que estábamos destinados a vivir momentos difíciles para el mundo (que por aquel momento era... ) actual.

10 años después, me sigue dejando atónito las imágenes de los impactos y de los derrumbes de ambas torres... Y de como el ser humano puede ser tan lobo para con los demás seres humanos...Homo homini Lupus...

Hoy sigo leyendo noticias sobre aquello, y no puedo llegar a una conclusión... Hay indicios de que el derrumbe fue provocado por explosivos que nada tienen que ver con el choque de los aviones, hay indicios de que se derribó de igual manera uno de los edificios colindantes 20 minutos antes de la caída de la primera torre, y hay pruebas físicas promulgadas por arquitectos de renombre, que indican que es "imposible" que las dos torres cayeran como polvo sobre polvo... es decir... como desintegrándose en lo que pareciera (sarcásticamente) una explosión controlada...

Tras todo ésto, no me puedo quitar la imagen de la cabeza, de todas aquellas personas en las ventanas agitando papeles y pañuelos en busca de auxilio sabiendo que antes o después morirían...

Sirva éste recuerdo a las víctimas y a los familiares, que fueron golpeados por la locura humana en aquél 11 de Septiembre de 2001. Del cual hace hoy 10 años.

No hay comentarios: