Ir al contenido principal

Jornadas Mundiales de la Juventud...

Una vez comenzada, las Jornadas Mundiales de la Juventud se pueden caracterizar por la afluencia de público, desde todas partes del orbe, y por la originalidad de su montaje...

Me alegro que la gente disfrute de su fe, de su espiritualidad, y de Cristo...

Pero ver a millones de personas asistiendo a un lugar para ver al Papa, me ha creado un debate interno que intentaré exponer de manera conciliadora...

¿Cual es la finalidad de éstas jornadas? ¿Porqué el dinero que cuesta traer al Papa no se invierte en el desastre humanitario de Somalia?

Son dos preguntas que centran mi debate interior... Y que no me aclaro en nada...

No puedo comulgar con una institución que promueve paz, bienestar, amor, ayuda a las demás personas y fe... Y monta un "julepe" de 50 Millones de Euros para "rezar"...

No puedo comulgar con un hombre que viste mejor que quiere, y mantiene sus cuentas en privado porque no son accesibles a la información...

No puedo comulgar con todas las personas que han ido a éstas jornadas... porque de una manera u otra son cómplices de éste escarnio...


Si cada persona se ha gastado cada día 10 Euros en Madrid, me gustaría saber que se haría con 10 Euros en África... Donde una familia puede comer 2 días con 5 Euros...

Ya lo he dicho muchas veces... y lo más seguro es que mis declaraciones me repercutan en mi vida personal, a nivel cofrade, y cristiano... Pero es vergonzoso, que la gente vea al Papa como a una figura del Rock y acuda en masa a él, buscando una tranquilidad espiritual, y no se coman por dentro viendo en la televisión la mirada de un niño que no tiene lágrimas para llorar mientras se muere de hambre...

Jornadas Mundiales de la Hipocresía...

Pulsa AQUÍ

Comentarios

Entradas populares de este blog

Londres

Bouguereau

William Adolphe, murió tal día como hoy hace 109 años.

Pero no lo recuerdo por ello. Todos los días lo recuerdo en mayor o menor medida. Y es que no hay verdad más verdadera que aquello que te produce un profundo placer, te acompaña en todos los días.

Mi historia de amor con Bouguereau comenzó hace muchos años atrás, en las clases de historia del Arte, y cuando profundicé en el Academicismo. Al principio me topé con nombres que ya conocía sobradamente, como Jacques Louis David, o Theodore Gericault, pero de repente, buceando entre imágenes me encontré con aquello que me causó tanta impresión.

Es ésto:


Dante y Virgilio en el Infierno, 1850.
La belleza, que viene a nosotros de diversas formas, y en ocasiones, las más inesperadas.
Creo, que viendo la obra pueden vislumbrar todo aquello que me impactó. El terror, la violencia, la lucha, la "terribilitá" (que creía ahogada solamente en la escultura de Miguel Ángel), el vigor, la fuerza, las posturas, el hundimiento de las yemas de…