jueves, 7 de abril de 2011

Enfermo de Pasotismo

Tanta crítica hacia ese estado del que nada parece asombrar, que ahora me he rendido a sus pocas virtudes...

El "pasota" no se siente atraído por ninguna realidad exterior, ni se siente compungido por un ataque que provenga desde fuera... De ahí que ahora mismo me sienta cómodo entre sus manos...

Huir de los problemas no es algo malo... Es citarlos en otra esquina, y quizás en ése momento me encuentre más ducho, mi jubón más apretado, y mi mano más presta a mandoblazos severos... (Utilizando vocablos muy de Alatriste... "Pardiez"...)

Y alegrarse fugazmente de las cosas bonitas de la vida, tampoco es malo... Las volverás a ver tarde o temprano, sabiendo que te alegrarán igualmente...

Viendo ésto... no me siento mal... no me siento bien... Y las cosas no me afectan con la profundidad de ántes ni tan largas en el tiempo...

El Pasotismo me abre sus puertas, y yo aquí me quedo, pensando que ya saldré de éste gran hospedaje, cuando tenga valores y metas para afrontar la "otra" realidad... Mientras tanto larga sombra sobre la mía, y tumbado a los placeres que la vida me brinde, desde la óptica del pasota...

A Deus Gratiam...

No hay comentarios: