lunes, 19 de mayo de 2014

Megalomacarenismo

La Megalomanía es un estado psicopatológico que se caracteriza por delirios de grandeza, poder, omnipotencia o riqueza.

El Macarenismo es el amor absoluto y afinidad a todo aquello concerniente a la Hermandad de la Macarena. Especialmente en lo relacionado con la Virgen.

La unión de ambas palabras es "Megalomacarenismo" y la única manera en que se puede definir dicho neologismo es viendo el recorrido que están tomando los fastos y fiestas de la Conmemoración del L Aniversario de la Esperanza. Y el posible fin de todos ellos.

Pero, es la Macarena. Lo haga bien o lo haga mal, siempre se recordará lo bien que hizo. Para éso es la Hermandad más importante e influyente de todo el orbe.

El hecho de cobrar para las sillas y el destino de ésa recaudación. El Hermano Mayor dice que es para labores de Caridad, mientras que el Teniente (levanta el dedito pidiendo la palabra y...) dice que "nanai de la china" que la recaudación va destinada a sufragar los gastos de la Celebración. A ésto que llega el Báculo y de golpe se prohíbe aquello de cobrar por asistir a una Eucaristía (cuando podríamos hablar también de la Mezquita de Córdoba y las inmatriculaciones de edificios eclesiásticos).

El uso casi al completo de todo el ajuar de la Virgen (hasta cierto punto lógico). El uso del Paso de la Virgen del Rosario. El montaje del altar en la Plaza de España, que dará cabida a 13.100 personas, para la misa Estacional. El recorrido, de ida, de vuelta. Los callejones (que ahora no son Macarenos). Y un largo etcétera.

"Mitinazo gordo". Y lo mejor es que aún no ha terminado. Tampoco ha empezado.


Y digo yo, con lo fácil que es buscar a la Virgen y mirarla a la cara... Sea donde sea. Y hablarle. Y contarle lo guapa que va. Están liando la más grande para que el resultado sea ir a verla y volverse a enamorar de la niña que cumplió 19, el mes pasado.


Cosas de los hombres, que no son cosas de Dios.

Foto: Manuel Jesús Rodríguez Rechi

No hay comentarios: